LA BÚSQUEDA DEL BIEN COMÚN La industrialización nos convirtió en piezas intercambiables y nos hizo competir entre nosotros. La colaboración y la fraternidad cedió el paso a lo utilitario y mecanicista. La visión de la mecánica de Newton permeó hasta invadir las ciencias naturales (según las cuales los seres vivos tenemos “aparatos” dentro). Es tiempo de que abordemos nuestras vidas desde una perspectiva vital, estudiemos el “fenómeno exquisito de la consciencia” desde la consciencia —y no desde las mesas de acero inoxidable laboratorio, y encontremos hermanos y hermanas en los demás seres humanos.