veracruz

Lo que nos configura aquí y ahora es nuestra historia y tradiciones. Reconectarnos nos permite explicarnos y ganar perspectiva: necesitamos, además, raíces para apuntar a un destino más alto.

Entre los desiertos del norte y la vegetación tropical del sureste de México, Guatemala, Honduras y El Salvador, se desarrolla desde los primeros asentamientos aldeanos hasta los aztecas, una civilización (mesoamericana) que por tres milenios será un continuo sin perturbaciones externas, una coherencia cultural de largo plazo, una constancia de formas de vida, tecnologías, espiritualidad y organización social… —Ugo Pipitone

Esta cultura no es estática, es una cultura en proceso histórico, un proceso a través del tiempo, de la aparición, del auge, de la desaparición de y el esplendor de los pueblos.

Que miren al pasado, pero que también vean el futuro; que contemplen la tierra de sus ancestros, pero que también miren la tierra de sus hijos.

— Wilfrid Laurier

Se refleja en las diferentes lenguas, comida, historias, poemas, fiestas, la medicina tradicional, la arquitectura, medicina, herbolaria y las canciones.

Nuestra historia comienza antes de nuestro nacimiento. Representamos la influencia hereditaria de nuestra raza. Y nuestros ancestros —virtualmente— viven en nosotros.

— James Nasmyth

A principios de los años setenta (en Alemania), sólo nos acompañaba el empeño de la educación ambiental. (…) invitamos a asistir a clases, a ver películas, a reuniones en la escuela… Nos acompañaron ante los medios de publicidad, en festivales, conferencias, teatro en plazas, encuentros, música por movimientos ecológicos y sociales que buscaban principalmente la paz en todos los niveles, reclamábamos un mundo libre de bombas nucleares y energía nuclear (en el contexto de la Guerra Fría), que considerábamos muy cerca y que ponía en riesgo la vida, y experimentábamos la energía solar, eólica y otras fornas de ganar energía renovable. Se encontró en este tiempo de renovación, una corriente de innovaciones, de transformación en los conceptos utópicos, sueños alcanzables en las relaciones humanas y con la naturaleza en peligro. — Reinhard Senkowski, “Metabolismo Cultural como Estrategia para Preservar la Identidad Cultural y Ecológica”